informe1.png
Imagen 2.png
Imagen 3.png

Informe Abril Junio 2018

Editorial del Equipo de Edunámica

La participación en el mercado de trabajo de las personas jóvenes, específicamente entre 15 y 24 años de edad, se ha convertido en un problema inquietante en las últimas décadas, según el Instituto Nacional de Estadísitica y Censo, INEC. En la Conferencia Internacional del Trabajo (CIET) 2015 se estableció que: “El logro de un trabajo decente para los jóvenes es un elemento fundamental a fin de lograr la erradicación de la pobreza y un desarrollo, crecimiento y bienestar sostenibles para todos”. La etapa de transición entre el ámbito educativo y laboral de los jóvenes se ha visto caracterizada, a nivel mundial, por altos niveles de desempleo, así como una menor productividad y calidad del trabajo en el que logran desempeñarse. 

Según Naciones Unidas, “los jóvenes tienen casi el triple de probabilidades que los adultos de estar desempleados y de realizar trabajos de baja calidad, de enfrentar desigualdades en el mercado laboral y de estar expuestos a transiciones largas y más inseguras desde la escuela a un puesto de trabajo. Además, las mujeres tienen más probabilidad de estar subempleadas y recibir menos salario, así como de trabajos a tiempo parcial o contratos temporales”

Es por eso que todos los expertos en desarrollo personal coinciden en que es la “educación” y la “capacitación” la única vía para triunfar en el mundo laboral y que este factor está directamente relacionado con la calidad de esa formación. Sin embargo, no siempre las necesidades de aprendizaje de los jóvenes responden de manera efectiva a la realidad en la que ellos viven. De hecho, es el acceso a las oportunidades de desarrollo lo que hace determinante la calidad de vida que tendrán los jóvenes en su edad adulta.

La Asamblea General de Naciones Unidas, en el 2014, designó el 15 de julio como el “Día Internacional de las Habilidades de la Juventud” (WYSD, por sus siglas en inglés) para concienciar sobre la importancia de invertir en el desarrollo de las habilidades juveniles.

Para Edunámica es de suma importancia impulsar las oportunidades de los estudiantes para el desarrollo personal más allá de lo académico. En ese sentido, hemos apoyado a muchos estudiantes que participan en nuestros programas a encontrar sus vocaciones y desarrollar sus habilidades. Esa es una de las razones fundamentales para tener las contrapartes que tenemos, con ellas compartimos este objetivo.